20190605072755-agustin2.jpg

Valoración sobre “FINAL E INICIO –EL NEXO CONSTANTE-”     (de Fran Ignacio Mendoza) por Agustín Luceño Mardones

Ha pasado más de un año desde que leyese por vez primera “Final e inicio-el nexo constante”. Cuando lo releí descubrí facetas nuevas y hallazgos en este retrato poliédrico de la naturaleza humana, cuando se enfrenta a un posible final, que no es tal, pues ya el título apunta al nexo con la vida que se renueva. Un tema difícil de encarar para muchos autores, personas en definitiva...

Este poemario, ilustrado por Carlos Danús, podría considerarse el diario voraginoso de una enfermedad y un renacer.

Entre la prosa poética y el verso libre, entre la descripción de los hechos y sentimientos, Fran Ignacio Mendoza va deslizando pinceladas oníricas, que elevan al lector más allá de lo cotidiano.

Con un lenguaje contemporáneo, que a veces quizá denote su profesión sanitaria, pudiera parecer que desgrana sus vivencias como paciente, al hablar en primera persona. Sin embargo, en realidad da voz a muchos que ha conocido dentro y fuera de los ámbitos hospitalarios, poniéndose en su piel y mezclando las experiencias ajenas con las propias. En esta doble faceta, me recuerda al centauro Quirón, el sanador herido, que bien pudiera continuar la estela mitológica de su anterior libro (“Ritos pánicos”).

En ciclos de muerte y vida, de depresión y gozo, hilvanados por un “nexo constante”, el autor nos muestra universos personales y secretos.

En medio del dolor y del caos, asoman versos de amor y consuelo. No parecen éstos una solución meditada ante la angustia, sino la espontánea confesión de lo visto y vivido, que el poeta comparte con el mundo.

 

                                      Agustín Luceño Mardones

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.