20190525143100-photo.jpg

Fran Ignacio Mendoza, muestra en su obra "Circuito integrado de un tripulante prófugo", un verso maduro, analítico y punzante con un vocabulario muy cuidado y medido.

Todo el poemario trata y analiza las relaciones interpersonales, la identidad del yo:"Hay un inquilino/ en mi corazón/cobarde y astuto/auscultando mis latidos", y la decadencia del modelo social, la miseria desde la belleza con esa visión futurista, cibernética, deshumanizada: "Los hombres tenemos dos cuerpos/ este que mostramos / y el que apenas desvestimos".

Por supuesto, no piede evitar esa influencia de Generación del 27, ¿tal vez Salinas o Cernuda?en su preocupación por la identidad, el tiempoy sus dimensiones vitales: " Siento que no soy mío/que no sé hoy quien fui, ni quien soy". Y su esperanza al amor: " si estás mañana/si pones el candado/si no me das la espalda/si dices lo que piensas/si el tacto lo traduce.../Será". Inclusoa veces un excelso erotismo: "Un beso/ un segundo/más largo que un río/una tormenta, una galaxia/ Solo tu caricia/nunca/nunca/nunca/niega la orquesta/que dirige este desajuste".

 

Enhorabuena, poeta.

 

Dioni Pascual, Almería.

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.