20141124173537-perros.jpg

Poesía de perros

 

La poesía ladra en los parques,

Palabras dormidas en los salones,

Fieles como perros, husmean todo rastro.

Acosan todo corazón sin tregua,

No dejándole un respiro.

 

Jadean en la tarde oculta ante el despecho,

Atacan  por la espalda y esposan la sonrisa.

 

Yo no tengo la culpa del odio sembrado,

Fértil semilla que se propaga en las ciudades,

Sermón olvidado que marca editoriales,

Disolución instantánea de la razón,

Con pocas razones...

 

El verso se vomita en los parques húmedos...

Renglones de aire que el aire aspira.

Masacradas ilusiones que pierden brillo,

Ante la fría mirada occidental,

Acostumbrada a las masacres.

 

Ed.Osiris, 2012.

® © Fran I.Mendoza

Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.