20180112112327-cubierta-preliminar-copia-2-.jpg

 5

 

Interferencias bidireccionales

nos hostigan

siempre análogas y exactas.

No alteran el dial.

 

Resultados de meras vivencias

sumas de carestías

exiguas debilidades…

Sexos enardecidos

en oscuras antesalas

de inicuos incorpóreos

de tenues ambigüedades

que nos responsabilizan

o nos dan uniformidad.

 

Secuelas de intenciones

malogradas y extirpadas

términos en desuso

recluidos sin elección

en los cuartos sin tiro.

Cada vez más oprimidos.

 

Todo está confabulado

miente quien jura no mentir

se escurre quien promete dedicación

respuestas hostiles

hostias en contraste

y regularidad sutil.

 

Mercado de vísceras

y organismos caducos

suplantados por la mafia.

Arsenal de estratagemas

y resoluciones ocultas

a la ciudadanía.

 

Respuestas bidireccionales

evitando ejercitar ceses

privaciones

jubileos

desempeños incompatibles.

 

Cuando en el eje capital

el ansia ocupa el primer puesto.

El ansia de poder.

El poder es el infierno aquí y ahora.

 

No hay que hacer tantos promedios.


11

 

Demos la vuelta a la cuestión

yo soy el diestro que mata insistencias

la impronta de inquietud de un hasta luego

a ras de la misericordia

y de los extractos mal impresos.

El hurgador de la letra pequeña.

 

Demos la cara A al argumento

el severo punto de vista

a los anquilosados en sus teorías

suplantemos el reparto

agujero de ratas

inscrito en los estamentos

parnaso de idiotas

en un patio de butacas vacantes.

Cuatro siglas pixeladas

paralizan la dignidad

y atrasan pagas.

Demos la vuelta a las reflexiones

verifiquemos al detalle

cada sílaba expuesta.

Y no juguemos a ser autosuficientes.

Seamos prudentes y empáticos.

 

Diseccionemos la cara B:

En ella están los posibles fallos

el desajuste inicial

la operación sin contraste

el resumen de todo el deterioro

injustificable y residual;

las maneras y los desplantes

el orden principal y la imposición

la infinita sensación de no ser íntegro

la  experiencia resultante

bajo este control intensivo

la desorientación entre iguales.

 

Disección a la cara B.

 

14

 

Desaguas interiores

y retiras las migas de la mesa.

Vemos lo extraído

sin sorpresa ni turbación.

 

Tenemos la flema vivida

y la vacilación que evacúa

buenas pretensiones.

Desenvolturas pasadas…

 

Achicas la esperanza

y canalizas su corriente

para futuros ajenos

que socorran al aire…

 

Orígenes nuevos

que den golpe de efecto

revelen la caricatura social

con el espasmo de los acusados…

 

Franqueas interiores

y cierras los ojos a la ventisca.



Comentarios  Ir a formulario

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.