20180112113530-11-ritos-panicos.jpg

20

 

Somos la perla virgen

el género neutro

lo opuesto

el desván de los perfumes

la osamenta de los héroes

la madreselva sólida

el oro

el incienso

la pulpa

la mesura en la caricia

la semilla que germina

el calor que nos rodea.

Lo sabes y entras,

lo sé y atranco.


29

 

Pan nos ha unido

nos ha clavado el deseo

desde los ojos a la médula…

Nos ha encadenado

a besos y caricias.

Ha bendecido

este atávico nudo

como los dioses hacen

con filtros y laureles

alojando en nuestro pecho

el origen, la esencia…

el néctar de tus labios

y la pasión de la omnipresencia.

 

Tú,

clave que sólo yo

descifro incluso a tientas.

Magnitud que no tiene apariencia

pero sí la solidez

sí, la textura,

el tamaño preciso

la espesura almidonada

y el socaire de los lémures…

 

En los bosques de nuestra mente

Pan preparó el refugio.

 

36

 

Acometidas pasadas,

vientos huracanados

que nos llevaron lejos.

Ofrendas sin remite

que no llegaron a destino

con el arrebato último

de la sed nunca aplacada.

 

Vamos a hacer

como si nada hubiera ocurrido

acuéstate,

descansa en mis brazos.

Hera encomendó a Ares

funciones y empresas lejanas

para darnos tiempo y resguardo.

 

Pan demuestra que el amor

no es para simples mortales

y nos ha invadido de libertad

para formar parte de su séquito.

De amantes reconocidos en comitiva

por faunos, centauros y unicornios

silfos, ondinas y ménades,

de fieles amantes que vivimos

que aprendemos a aceptar

nuestra misión.


Comentarios  Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.