20170819124819-img-20161116-183705.jpg

Poemarios y relatos editados e inéditos hasta la fecha.

Poemarios:

Terminal Babilonia/ En aras de un susurro... (Ed. Recerca, 1999)

El trastero del corazón (yoescribo.com y libro de autor (2003 y 2010)

Opus XXI (Bubok.es, 2011)

Las palabras justas/ Pequeñas grandes máximas (Ed. CasaEolo, 2012)

Herramientas y otras luces distantes (Ed.Osiris, 2012) poemario doble junto a Carlos Muñoz.

El exilio voluntario/ Terminal Babilonia -Updated- (Ed. CasaEolo, 2013)

Los colores vividos (Ed. ArtGuerust ,2014)

El lenguaje interior (Ed. Letras Cascabeleras, 2015)

Ritos pánicos (Ed. Letras Cascabeleras, 2017)

Final e inicio - próxima edición-

Un marciano en Extremadura -cerrado-

 

Relatos:

Los países profundos (Ed. Recerca-Pruaga, 2000)

Relatos CasaEolo: Asesino en sueños. (Ed. Casa Eolo, 2013.

El banquillo de los acusados, 1998 inédito-

Los años de Gloria. 2007 inédito.

Exitus, 2015 inédito.

Otros y microrrelatos en diversas revistas.


Etiquetas: , ,

20170810170924-img-20170208-155345.jpg

A veces una breve amistad aceptada de alguien que no conoces, termina convirtiéndose en una pesadilla, hasta el punto de poder compararse con una agresión verbal. Ha habido cosas que he pasado por alto, pero llegar a ser acusado de mentir por unas supuestas amistades, cuando no conoces a las suyas, un galimatías en estado puro y duro. A lo que no doy crédito, pero cedo y vuelve al ataque con ese tema, que me parece totalmente ridículo: ¿a quién le importa si no tengo o no  sus mismas amistades? ¿Es eso un grave problema? No veo coherencia.

Y para rematar, te piden fotos personales, desnudo. Así, de golpe y sin venir cuento, solo por  haber mantenido dos breves charlas apenas, por el messenger de Facebook. Cuando al poeta famoso se le dice que no, que se está equivocando de tipo de persona y que además, no tiene ni sentido a lo que ha derivado su interés. No contesta nada, simplemente te bloquea. Sin disculpas. Esa es la educación y el trato que algunas personas escudándose en la virtualidad y la distancia te ofrecen como una bofetada. Una agresión a la que todos estamos expuestos. Aunque provenga de un premio Loewe. Alucinante. Simplemente eso. 

Etiquetas:

20170808095439-peter-with-eye.jpg

07 de Agosto del 2017 por Fran Ignacio Mendoza

Hablar de Peter Greenaway (1942, Newport, Reino Unido), no es tarea fácil, ya que su cine llama la atención precisamente por una doble peculiaridad: por los que repudian y los que  adoramos su obra, pero nunca deja indiferente.

 

Recuerdo que las primeras películas que vi, me hicieron sentir una atracción extraña, porque apenas entendía todo lo que pasaba, pero a la vez, la estética y la fotografía me atrapaba de manera nunca antes sentida. La primera fue: El contrato del dibujante, de impacto inmediato, pero de asimilación fría y lenta. Hoy sé que aun tendría que llegar a conocer más y mejor su cine. La segunda fue El vientre de un arquitecto, de similar sensación y sin conseguir poder definirme con auténtico fervor,  pero como decía antes no me dejó indiferente. La tercera y tal vez, la espita para buscar e influir en todo lo que vería más adelante: El cocinero, el ladron, su esposa y su amante, aquí fue donde ya me sentí totalmente identificado con su forma de expresarse e interesándome por todo lo referente a él y su cine. También he de decir, que esta es sin duda alguna, su película más comercial.

 

En Sao Paulo, tuve la gran suerte de asistir a un ciclo  dedicado a Peter Greenaway,  pudiendo volver a ver los títulos que he citado y otros que descubría: Zoo, Conspiración de mujeres, Drawning by numbers y Prospero’s Books. Esta última es referencia y fetiche en mi obra poética. Desde entonces, ya me convertí en fan fatal de Greenaway.

 

Los trazos en la pantalla

 

El cineasta británico es una  de las figuras más significativas  e influyentes para los nuevos autores y para los que amamos su cine. Un cineasta que porfía  y desestabiliza los principios fundamentales de este arte con mayúsculas, siempre explorando a merced de su propia creación y sin concesiones de ningún tipo de carácter comercial. Algunas de sus afirmaciones han sido calificadas de polémicas e, incluso, transgresoras: ..."concentrarme en el cine como un medio narrativo no me parece demasiado interesante, creo que hay cosas más apasionantes (...) Desde los años cincuenta la filosofía francesa nos ha convencido de que ya no existen contenidos, sólo hay lenguaje, mi cine es un síntoma de esto.”

 

De forma que su obra es una amalgama de reflexiones, experimentación y manifestaciones en cuanto a la forma, el enfoque y al tratamiento del lenguaje,  nunca imperiosamente lo que identificamos por cinematográfico, ya que en sus películas trabaja conceptos nacidos de otras disciplinas artísticas, y sobre todo y de manera singular de la  pintura, puesto que Greenaway antes que cineasta siempre ha sido pintor. Pero jamás un director de cine al uso. Por eso su cine tiene un buen grupo de  opositores  y otro amplio, de entusiastas seguidores por su carácter determinantemente  modernista,  experimental y de una estética inconfundible.

 

Filmar en un lienzo

 

Peter Greenaway ofrece más que cine, crea diversas imágenes superpuestas en sus escenas, o  filma con  objetivo  fijo distintos encuadres; destaca la explosión de colores: la obsesión por el encuadre de algunas escenas con la ilustración del color y la textura y, así como su peculiar disposición de las imágenes, la duración de cada plano o el impacto en el espectador agitado por  figuras articuladas – o eso simulan- y de personajes inmóviles. La música, muy importante y casí siempre de Michel Nyman, decorando numerosas excentricidades sugerentes, evocando la voluptuosidad y la grandilocuencia unidas a la sencillez de una narración que se reitera o la de un silencio ensordecedor. Su relación con la pintura está  plasmada y  es evidente en todos sus filmes, desde los  experimentales a los documentales, así como en los que resaltan por un tratamiento argumental.

 

Ha sido acusado de exhibir y publicitarse con sus pinturas y bocetos en sus películas. Él, en alguna ocasión se ha empleado en alentar este tipo de juicios en contra de su forma de filmar con declaraciones de este tipo: “...Hubo un tiempo que yo creía en la superioridad de la pintura sobre el cine. Después de todo, el cine no ha alcanzado su ‘periodo cubista’ y anda errante del lado de la ‘pintura de salón’.

 

Revista antropika

 

Fotograma de Prospero’s Books

 

Las películas indispensables de Peter Greenaway

 

Rembrandt’s J’Accuse

 (2009)

Suspense, Documental.

Documental que muestra la investigación personal del director Peter Greenaway sobre la conspiración y el asesinato que se esconden tras el famoso cuadro `La ronda de noche`, de Rembrandt....

 

El Contrato del Dibujante

 (1983)

(The Draughtsman’s Contract)

ComediaDramaSuspenso

En el verano de 1694, el señor Neville, un ambicioso y prometedor dibujante, visita la mansión del señor Herbert, en Compton Anstey (Wiltshire). La mujer del anfitrión le encarga doce dibujos...

 

The Belly of an Architect

                      (El vientre de un arquitecto)

 (1988) 

Drama

Un arquitecto norteamericano llega a Roma, acompañado de su esposa, con motivo de una exposición dedicada al artista francés del sigo XVIII Étienne-Louise Boullée. El arquitecto, a lo largo...

 

Drowning by Numbers

 (1991) 

ComediaDrama

Narra la historia de tres generaciones de mujeres que, además de compartir el mismo nombre, Cissie Colpitts, también tuvieron las tres que lidiar con sus problemas matrimoniales.

 

El Cocinero, El Ladrón, Su Esposa y Su Amante

 (1990) 

(The Cook, the Thief, His Wife & Her Lover)

DramaRomance

Albert es el sádico dueño de un restaurante. Su fuerte carácter y las tiránicas formas que aplica en el trabajo hacen que todos los empleados estén sometidos a un continuo régimen.

 

Una Zeta y Dos Ceros

 (1990)  

(A Zed & Two Noughts)

ComediaDrama

Dos mujeres mueren en un accidente de tráfico y la conductora que iba con ellas pierde una pierna. Los maridos de las víctimas, dos zoólogos gemelos se sienten fascinados por el proceso.

 

Nightwatching

                   (La ronda de noche)

 (2007) 

ClásicoDrama

Retrata un periodo trágico de la vida del pintor Rembrandt van Rijn, cuando el artista pierde a su mujer y a sus tres hijos. En esa época, hacia 1642, es cuando -por encargo- pinta uno de sus cuadros más significativos.

 

Goltzius and the Pelican Company

 (2014) 

Clásico

Hendrick Goltzius solicita al Margrave de Alsacia un mecenazgo para imprimir un volumen de historias bíblicas ilustradas con grabados.

 

El Libro de Cabecera

 (1997) 

(The Pillow Book)

Drama

En Kyoto, en los años 70, un anciano calígrafo escribe con gran delicadeza una felicitación en la cara de su hija el día de su cumpleaños. Cuando se hace mayor, Nagiko recuerda emocionada...

 

Los Libros de Próspero

 (1991)

(Prospero’s Books)

DramaCiencia Ficción y Fantasía

Entre 1599 y 1611, Próspero, ex duque de Milán, es desterrado con su hija Miranda a una isla muy alejada de Europa por su hermano Antonio y el aliado de éste, Alonso, actual Rey de Nápoles....

 

Revista antropika

 

Fotograma de Prospero’s Books

 

Filmografía completa:

 

 

AÑO

TÍTULO

2017

4 Storms and 2 Babies

2015

Eisenstein en Guanajuato

2012

3x3D

2012

Food For Love

2012

Goltzius and the Pelican Company

2007

La Ronda de Noche

2004

Las maletas de Tulse Luper. 2ª Parte, de Vaux al Mar

2004

Las maletas de Tulse Luper. 3ª Parte, de Sark al final

2004

Visions of Europe

2003

Las Maletas de Tulse Luper. La Historia de Moab

1998

8 mujeres y ½

1996

The Pillow Book

1995

Lumière y compañía

1993

El niño de Macon

1991

Prospero’s Books (Los libros de Próspero)

Drawning by numbers

1989

El cocinero, el ladrón, su mujer y su amante

1988

Conspiración de mujeres

1987

El vientre del un arquitecto

1985

Zoo

1982

El contrato del dibujante

 

Etiquetas:

20170717102447-7-el-exilio-voluntario.jpg

Jesus Manrique

Leí de Caballero Bonald que la poesía tiene un elemento curativo y calmante, y que las palabras, los poemas, descubren un nuevo sentido del mundo. Suscribo totalmente lo dicho por tan excelente poeta, y añadiría, aunque parezca contradictorio, que la poesía es otra realidad donde se juntan ensueño, reflexión y nostalgia. Acabo de terminar la lectura de EL EXILIO VOLUNTARIO del poeta extremeño Fran Ignacio Mendoza, un emotivo paréntesis en esta sociedad mediatizada donde traza con las palabras una órbita brillante. Los poemas son bombillas de luz que encierran melancolía, miedo y también nostalgia. Hay escenas deliciosas como esa mañana en camisón que desciende por la escalera, o ese sabes bien todo lo que te diría, que encierra TODOSeduce especialmente ’Las horas muertas’. En EL EXILIO VOLUNTARIO está la contemplación del otro mientras se espera, el amante idealizado, la intimidad de los momentos que traen esa sensación de hondura espiritual, instantes que desprenden una pérdida que deberíamos considerar tan normal como nacer o morir. EL EXILIO VOLUNTARIO tiene el nerviosismo de cuando estamos a la espera de que alguien querido llegue.

 

Todos los días, todos

 

I

 

Todos los días de la tierra

abierta en surcos y ventanas.

En las ventanas del día

la luz se tronchaba silente

en los cajones vacíos

y en la papelera llena de testimonios.

 

Las paredes blancas de la tarde,

en la penumbra que dicta decretos

que empañan de vaho los cristales

acostumbrados al frío y la acritud.

 

Las blancas mañanas rotas en la cocina

como figuras de yeso contra el suelo;

la mañana en camisón por la escalera desciende

devota misión sin complejos.

 

Todos los días de la sombra

alelando el sopor bajo la almohada

y la cadena de delicias en papel ceniza

arrastrando el miedo con zapatillas.

 

De la puesta de las noches

un ratón podrido de la guerra

existe al lado de millones de besos prometidos

que aun detienen en la antesala del consejo.

 

II

 

El salón de los espejos recortado

mientras alguien aplaza un juicio

abarrotado de hachas y solapas polvorientas

haciendo subir el termómetro de la codicia.

 

Todos los martillos de la vida

en una estampa amarillenta

con cielo de mayo de 1960, en Roma

cayendo con fuerza en los tejados.

 

Casi todos los días de la tierra

marcados con cruces e imágenes súbitas

y por gusanos que mueren siempre a tiempo

sin prisas ni memoria.

 

Las manos contra la pared y el día

los pantalones caídos a los tobillos

tocando las losas azules y amarillas.

Ascendiendo el frío amarillo y azul.


El muro de las horas del día, cae

para ver al fin, el cielo nítido de las noches

sin abejorros nocturnos en las cejas

 Y todos los días, todos.

 


Etiquetas:

Preliminares / Fran Ignacio Mendoza

Publicado: 10/06/2017 11:19 por Fran Ignacio Mendoza en sin tema
20170610111903-ablade2.jpg

Los poemas que han ido quedando fuera de cualquier poemario, pero que voy reuniendo para un posible y futuro poemario o una antología de lo inédito.

Decir que estos poemas son de la post-adolescencia que nadie espere grandes revelaciones ni frases maravillosas. Son los versos de un poeta primerizo y tímido.

La instantánea de momentos claves ante el dolor y la incomprensión generacional que todos sufrimos a esas edades. 

Un retrato personal y preliminar. (2017)

 

 

 

El verdadero poeta

 

Era un verdadero poeta

en noches de oscuras mantas,

sobre resquebrajadas mejillas,

entre presencias serenas

y un pasado pleno de cometas

en el albor de la vida.

Con el frío aferrado

a un cuerpo inexistente,

besado por el viento

en la sombra del pecado azul,

del pesar que sumaba su esencia.

Revelada la luna por vez primera

de él se reía,

impotente y extática como un roble

que guarece pechos

en espera de caricias,

un pecho laxo como flor

en un jardín de noviembre

de arrebatos innombrables.

Sí, era un verdadero poeta

entre ocultos soles ancestrales,

preñado por el rayo

del deseo más puro,

en superficies como espuma de sal

y otras veces, en playas surcadas

por dedos calientes que inauguran…

En horizontes de miradas

y en llanuras como besos,

entre nevadas y borrascas,

roto como arcilla árida,

humedecido de sábanas

cuajadas de sudores y miedos;

en escapadas de la impaciencia

por el campo universal del pensamiento.

Solo y bajo árboles que fueron

en el fuego de la tierra

y la pasión de los guerreros

por vencer al adversario

cuando este son versos fundidos

como el amor cuando se licúa

en la nitidez de su seno.

 

 

El monte que viene

 

 

¡Oh dulzura mía!

Cielo enardecido,

ocaso tú,

madera yo, ardiendo

en nuestro lar

¡Tú, sangre rebelde!

 

Oh cauce de mi río!

Ciprés iracundo tan temprano

Orquesta de hojas caducas…

Oh poniente!

Arista de los sueños

cenizas en la cumbre…

 

Oh zanja del deseo

misericordia que deviene

en mentira, en cirros sedientos,

pie errante que me llegas…

Castillo sin defensa

Oh tu sendero!

 

Oh tierra roja

Moteada de verde monte

que monte eres y te precipitas

a una legua apenas,

vienes con el rocío

 y finges…

 

 

El monte que finge

 

 

Oh misterio mío!

Una mirada que desafía.

Pueril sentimiento

que es océano!

 

Oh sueño imposible

Que te presentas y te vas,

te proyectas

y me ensombreces.

 

Oh cuerpo herido

Que mueres sin tu hora

poco a poco

sin vivir tu quimera!

 

Oh duende y mago

Del piano y de los versos

que anidas en la mente

y dejas notas cada noche…

 

Oh sembrado geométrico

Goteado de amapolas

que la ventisca destroza

y nunca superan la estación.

 

Oh monte verde invernal

Esconde estos secretos

entre la maleza y el temporal

y los romeros!

 

 

La muerte dulce

 

Soñó que moría

Y que el aliento le faltaba,

Soñó que se moría

Y que lo hacía en silencio.

Apenas veía

Y lo que creyó que eran árboles

Eran los barrotes de la cama,

Sintió un peso enorme

Y solo eran las mantas.

Recordó miles de cosas

Confusas e insignificantes,

Un jarrón de flores lilas,

Un vaso de agua vertido,

Una playa de enero y las olas,

Un viento matinal helado

Y la luz del atardecer.

La luna de madrugada,

Las siestas del pueblo callado,

La sortija que encontró de niño

¿Dónde?

El zumbido de una abeja,

Niños jugando en la calle…

Todo le parecía lejano,

Y sintió que algo más de faltaba

¿algún secreto de la infancia?

No podía mover los dedos,

Un débil sudor de la frente manaba,

Imperceptible apenas, una boca

En la mejilla le besaba,

¿quién era? Entre sombras divagaba.

Por las comisuras de los labios

Una saliva amarga se escapaba,

El rencor guardado y el odio

Que ahora se derramaba.

Frente a rayas negras y largas,

Voces o murmullos, llantos ,

En la garganta algo le ahogaba.

Lentamente sus párpados se cerraban

Y se apagó alguna vela de la sala,

Y pensó que alguien cercano moría,

Entonces quiso saber quién y no pudo,

Su cuerpo era insensible.

Y entonces sonrío dulcemente,

Un halo de tristeza se alejaba,

Había dicho adiós sin saberlo.

 

 

Dos silencios

 

Ha roto tu silencio la muerte

Ha roto aspas el viento,

Molinero de la mente

Constante e intacto.

 

Has aborrecido la tierra amada,

Para saldar tu búsqueda ulterior,

Tus palabras, compañero que profesaste…

 

Ha roto el mar contra las rocas,

Y se ha esparcido la cera de  tus ojos

Ambulantes y matizados de fuego.

 

Ha caído el tiempo en las cavernas

Y picoteado las gaviotas en tu pecho,

En místico vuelo, remanente.

 

Ha roto el salitre contra el silencio

En el refugio impenetrable del arrecife,

Abandono de la arboleda

Que fue nido en la infancia,

Para construir el mueble,

Alojamiento último

De tus huesos y tu memoria.

 

Ha roto la muerte tu existencia,

Ha roto tus alas el viento.

 

 

Estas manos

 

Estas manos

Que ahora tengo entre las mías

Estas manos

Que han rozado tu cabello,

Estas manos

Que se saben las cimas

Y los llanos de tu piel.

 

Estas manos

Que te dieron placer

Estas manos

Que se aprietan

Y se hablan a escondidas.

Estas manos

Que yo beso

Y forman danza con las mías.

 

Estas, tus manos

Que recorren mis valles

Y se deslizan por mis riscos

 

Estas manos

Que poco a poco

Encienden los helechos

Y se pierden en mis venas

 

Estas manos

¿qué puedo decirte más?

Tus manos,

Que no me falten tus manos

 

 

Quiero

 

Quiero llorar por el mundo

Por tantos muertos y abandono,

Por los dormidos ahora,

Por los que planean su marcha,

Por los que cometen crímenes

Y por los que se suicidan a solas,

Por el insomne y el vigilante,

Por los que viajan en sueños

Y por los que emprenden un viaje.

 

Quiero gritar por el puente

Por el río que corre sosegado

Por los poetas que buscas versos,

Por la muchacha que perdió su niñez,

Por el amigo que no te ha respondido,

Por la mujer que necesita vender su carne,

Por los perros de los caminos,

Por el desprotegido en la noche,

Por el que en la ciudad está solo y pasa hambre

Por el que por error está en prisión.

 

Quiero llorar por los pueblos

Por la vejez que nos pudre,

Por el recién nacido sin llanto,

Por los que oyen y no escuchan,

Por el enamorado de una idea,

Por la fauna salvaje y las selvas

Por el arma disparada sin control

Por los amantes que están ausentes.

 

Quiero gritar en silencio

Por las sombras que se ausentan

Por las maletas sin dueño,

Por la guitarra que no tiene manos,

Por el patio de una casa lejana,

Por las calles donde te pierdes,

Por el adicto a su miseria

Por el que miente y se engaña a sí mismo

Por el que espera en la esquina una porción de amor.

 

Quiero callar hacia dentro

Por el opulento y los enjambres,

Por los monumentos destruidos en la historia,

Por los cadáveres sembrados por la guerra,

Por los árboles sesgados en la tierra,

Por el gas abierto en la cocina,

Los astronautas que flotarán siempre,

Y los marineros ahogados,

Por las radiaciones y sus secuelas

Por los hombres que idean armas semejantes

Y  por las estrellas que mueren.

Etiquetas:

20170515171649-img-20170304-wa0006.jpg

Los Ritos Pánicos


de Fran Ignacio Mendoza

 

Formar parte del rebaño del dios Pan era más que una bendición. Ataviados con retales de juglar nos invadía las entrañas con sus ritos de sexualidad y placeres. No seríamos capaces de alejarnos en ese estado de embriaguez y deseo. Los planetas ya no formaban parte de nuestro Universo y los cantares paganos eran la frecuencia en donde nos hospedábamos sabedores de la magnitud de lo que las sombras nos reservaban.

 

Fran ha tocado el humanismo con un pulgar larguísimo en ese estruendo de voz sinfónica y especiada. Nos regala de puño y sangre todo lo que saldría de esa atmósfera mitológica, y muy adentro, hacia la insaciable levedad del alma, se apiada de nuestros actos y desenfrenos.

 

Fran se inspiró al leer “Pan y la pesadilla” de James Hillman para acometer este proyecto de “Ritos Pánicos”. En el ensayo de Hillman se trata el tema de la mitología griega, todo lo referente al dios Pan y los seres elementales que estaban alrededor. “Ritos Pánicos es un poemario circular, único, no tienen títulos, solo números. Tiene 7 partes para ir guiando al lector. Es una historia de amor y erótica y que hace hincapié en revalorizar las cotas de libertad que estamos perdiendo. Sobre todo lo referente a la sexualidad y  0 prioridad a la violencia. Todo lo que pudiera parecer obsceno en los poemas tiene como único objetivo dar visibilidad y naturalidad”.

Etiquetas:

Ritos Pánicos by Antrópika

Publicado: 13/05/2017 11:42 por Fran Ignacio Mendoza en Noticias
20170513114128-ritos-panicos.-mallorca.jpg

Ritos Pánicos en Palma.

Gracias a Tony Carbonell y su maravillosa Revista Antrópika. Por su gran esfuerzo personal y técnico. Por su calor humano y la simbiosis creada entre ambos. Un millón de gracias, hermano.Y otro abrazo al redactor en Madrid, Dani García.

 

https://www.youtube.com/watch?v=Mu-uH3KFbV4&feature=share

Etiquetas:

Publicado: 03/05/2017 19:39 por Fran Ignacio Mendoza en Noticias
20170503193728-img-20170305-wa0001.jpg
Víctor Manuel Jiménez Andrada,
de Ed. Letras Cascabeleras, comunica en Facebook:

Contentos en LETRAS CASCABELERAS: Acabamos de mandar a imprenta la segunda reimpresión de "Ritos Pánicos" de Fran Ignacio Mendoza 

Es un placer que se vuelva a repetir, a ver si con suerte hacemos una tercera.

Además con tanto apoyo y cariño recibido por todas partes donde se ha presentado. 

Gracias de verdad.

Fran Ignacio Mendoza

Etiquetas:

20170408165138-img-20170406-210647.jpg

Breve resumen de la presentación de Ritos Pánicos, en La Tarara, local emblemático y con duende, magia - por eso el dios Pan se sintió tan cómodo en todo el evento- Y tiene algo más La Tarara, algo más grande que la Plaza Alta y la Alcazaba de Badajoz: el alma que lo conduce Alberto Terrón Moreno Músico, y poeta también. Doy fe, amigo. Te agradezco especialmente ese calor humano que desprendes y como introdujiste mi presentación, con tu natural soltura y donaire.
La lectura de los poemas, fue un placer, como estar entre amigos, con total entrega. De hecho, todos somos amigos y/o conocidos. Sorpresa enorme fue ver aparecer a Lillo y David Barcenilla, que vinieron desde Cáceres.(Oye, siento haber estado ensimismado en tu intervención, porque eres el único del micro abierto al que no hice foto: sorry!. Amigos así se encuentran muy pocos en la vida, gracias a ambos. 
Después de la presentación, tuve el honor de responder algunas preguntas o dudas al público asistente. 
El micro abierto fue muy especial, desde lo más emotivo, a la gracia o lo irónico: Caridad Jimenez Parralejo, imprescindible siempre, Alberto Terrón, recitando,,.,las entrañables Amália y Maribel Bazaga Zamora Sandra Marnie Caldera Pajuelo, David Barcenilla,Pilar Na De Na... Victoria Espacio, Guadalupe. Y a todos los presentes, mil gracias. Miles de gracias.

Etiquetas:

 

LA DIRECCIÓN DE ’EL CORREO EXTREMADURA’ ENTREVISTA A


FRAN IGNACIO MENDOZA

 ‘Ritos Pánicos’

 

 
27 de Marzo | 13:48

Entrevista sobre ‘Ritos Pánicos’
Desde que Pan ha muerto la naturaleza ya no nos habla, o no podemos escucharla, como ya anunció Plutarco hace siglos, coincidiendo con el ascenso del cristianismo, tan contrario a las fantasías. Pero el dios Pan no ha muerto del todo y se materializa en los impulsos libidinosos o en el deseo sexual más extremo, y también en las pesadillas: allí donde cunde el pánico, se agazapa el dios Pan, ese dios cabra peludo y fálico, que cuando el alma está presa del pánico se aparece en forma de instinto que finalmente la volverá a conectar con la naturaleza, ya que Pan se revela a sí mismo como sabiduría de la naturaleza.

(Rubén Bonet) -Opinión sobre Pan y la pesadilla de James Hillman-

®eplicante 

  • A- Pánicos, ¿por qué el dios Pan, en este poemario?
  • "Después de leer ‘Pan y la pesadilla’ de James Hillman, -el mayor representante contemporáneo de la psicología analítica-, con este ensayo mitológico sobre el dios-cabra y sus paralelismos con la sociedad actual, o en el estudio sobre espontaneidad-sincronismo, así como realidad marginal, desde donde  tomo la idea y comienzo este poemario circular, introduciendo al dios Pan como figura próxima, por sus influencias en las aptitudes y los trastornos comunes patológicos o psicosomáticos, manifiestos en cada uno de nosotros".
‘Ritos pánicos’, trata del sueño y la pesadilla, del deseo expuesto sin tabúes. Irrumpe como un empujón necesario para mi poética. Y creo que imprescindible para el S. XXI, como creo que otros escritores están haciendo. Es útil, para que no existan barreras ni prejuicios. Las pinceladas eróticas son claras pero jamás llegando a lo obsceno. Lo que pudiera parecer así, lleva como única intención la normalidad o visibilidad. Con la sutileza que me caracteriza en mi poética. Es además, una llamada de atención a las nuevas generaciones, para que no se involucione más y que las cotas de libertad que se han conseguido hasta ahora, no se desvirtúen y retrocedamos décadas o siglos. Contra eso, toda lucha es poca, y todo tipo de expresión o creación debe imponerse y subir el volumen. Libertad y educación, solidaridad y respeto, restauración de valores. No a la violencia ni al maltrato, no al fomento del odio a las minorías. 

Aprender a admirar y conocer cómo desde la mitología todo era más sencillo. Que todos somos criaturas de este universo y todos tenemos nuestro cometido, nuestra parcela de aire, nuestro sueño…            

Aprendamos a respetar y amemos.

Etiquetas: