Se muestran los artículos pertenecientes a Junio de 2019.

20190605072755-agustin2.jpg

Valoración sobre “FINAL E INICIO –EL NEXO CONSTANTE-”     (de Fran Ignacio Mendoza) por Agustín Luceño Mardones

Ha pasado más de un año desde que leyese por vez primera “Final e inicio-el nexo constante”. Cuando lo releí descubrí facetas nuevas y hallazgos en este retrato poliédrico de la naturaleza humana, cuando se enfrenta a un posible final, que no es tal, pues ya el título apunta al nexo con la vida que se renueva. Un tema difícil de encarar para muchos autores, personas en definitiva...

Este poemario, ilustrado por Carlos Danús, podría considerarse el diario voraginoso de una enfermedad y un renacer.

Entre la prosa poética y el verso libre, entre la descripción de los hechos y sentimientos, Fran Ignacio Mendoza va deslizando pinceladas oníricas, que elevan al lector más allá de lo cotidiano.

Con un lenguaje contemporáneo, que a veces quizá denote su profesión sanitaria, pudiera parecer que desgrana sus vivencias como paciente, al hablar en primera persona. Sin embargo, en realidad da voz a muchos que ha conocido dentro y fuera de los ámbitos hospitalarios, poniéndose en su piel y mezclando las experiencias ajenas con las propias. En esta doble faceta, me recuerda al centauro Quirón, el sanador herido, que bien pudiera continuar la estela mitológica de su anterior libro (“Ritos pánicos”).

En ciclos de muerte y vida, de depresión y gozo, hilvanados por un “nexo constante”, el autor nos muestra universos personales y secretos.

En medio del dolor y del caos, asoman versos de amor y consuelo. No parecen éstos una solución meditada ante la angustia, sino la espontánea confesión de lo visto y vivido, que el poeta comparte con el mundo.

 

                                      Agustín Luceño Mardones

Etiquetas:

20190605075021-screenshot-2018-02-12-23-29-10.jpeg

     Final e inicio -El nexo constante-

      Es Fran Ignacio Mendoza un poeta de mundo, de experiencias vívidas que se han clavado en su alma, dando como resultado una poesía de sentimientos reales que no deja indiferente al lector, contiene su verso un don filantrópico que nos ayuda a pasear por el poemario desde el inicio y hasta el final, nos agasaja fraternalmente con su palabra, honesta, cálida y sincera. Si bien, final e inicio, es un poemario que muestra la realidad, tal cual es, a los ojos de un hombre que ha compartido muchos tomentos ajenos, que se ha convertido en el hombro amigo y hermano de los desconocidos que tuvieron la suerte de cruzarse con este poeta grande, es también este poemario un ejemplo de poesía versátil, curtida en los pasillos de los hospitales, tan pronto hostil como afectuosa, es metapoesía, con la que el autor nos quiere hacer más amable el destino que a todos nos espera algún día, es erotismo que nos calienta las carnes y nos deja la certeza de sentirnos vivos, es poesía cuántica que nos hace tomar conciencia universal sin ningún tipo de ambición, es amor honesto que nos acaricia el corazón y nos seduce por completo, es en definitiva poesía pura y viva que hay que leer una y mil veces para sentir que la vida es lo que hay entre el final y el inicio, y no tenemos que sentirnos vacíos mientras llenemos ese periodo, al igual que Fran, de pasión, y quien sabe, si después del final de lo conocido no nos espera el inicio de algo nuevo, cosa para mí sin importancia mientras pueda disfrutar del Arte de nuestro poeta extremeño,.

            Dijo el gran García Lorca: “La poesía no quiere adeptos, quiere amantes”. Y ese es Fran Ignacio Mendoza, el amante perfecto de la noble y promiscua Poesía, que solo se deja hacer por los hombres y mujeres de Alma grande, como es nuestro Amigo y Hermano.

 

Manuel Díaz García, poeta.  Galdar, Gran Canaria.

Etiquetas:

20190621084559-64263497-2832596323446820-6106014404673798144-n.jpg

Nuevo libro editado por Ediciones Vitruvio, 2019.

Con prólogo de Faustino Lobato, gran estudioso de mi obra y por tanto,

trata y desmenuza cada poemario seleccionado con mimo y total dedicación-admiración. Gracias a Faustino, por ese prólogo tan especial.

Esta antología es el resultado de los poemarios que se editaron entre 1999 y 2012, y que sólo se conocen en algunas comunidades autónomas  Ahora es el momento de repasar, al menos, los poemas que de cada uno de ellos yo mismo seleccioné. Y que a Ediciones Vitruvio les pareció una antología digna de ser editada por ellos, en su colección Baños del Carmen.

También se incluyen los primeros inéditos: ’Preliminares’, así como los últimos, de 2018, que no destiné a futuros proyectos. 

Todas los libros que hemos leído, todas las películas que nos marcaron, todas las canciones que nos hicieron llorar, todo ello, está dentro de este abismo, personal y poético.

Fran Ignacio Mendoza

Etiquetas: